No es un secreto a voces las lamentables muertes de motociclistas que existen a diario por no usar el casco. No se trata de un accesorio, sino de uno de los elementos de seguridad con los que obligatoriamente debemos de contar.

Por eso, el Centro de Estudios e Investigaciones Técnicas (CEIT) está trabajando en el llamado Cascoblock, más que un casco. Este casco estaría compuesto de sensores en el interior para determinar cuándo está correctamente colocado y abrochado. También se está investigando en otra vía que sería la de la instalación de una cámara en la moto que enfoca la parte superior del conductor. De este modo, se podrá detectar si se llevaba puesto el casco o no. Esto no debería ser un desarrollo muy complicado, ya que muchos smartphones y cámaras de fotos digitales ya tienen el sistema de detección de rostros.

La idea es que sin la confirmación del casco correctamente colocado, la motocicleta no encendería. Así que, o te pones el casco o no puedes utilizar tu moto. Mientras estos sistemas siguen desarrollándose, todos aquellos que lleven una moto tienen que protegerse lo mejor posible y, evidentemente, utilizar el casco, ya que la cabeza es lo más importante a proteger.

solomoto.es

0 32