El Escudo nacional de México es uno de los tres símbolos patrios establecidos por la ley en dicho país junto con la bandera y el himno nacional. Se inspira en la leyenda de la fundación de México-Tenochtitlan la cual básicamente dice que el dios Huitzilopochtli indicó a los mexicas que establecieran su ciudad donde encontraran a un águila posada en un nopal. Es así como se asentaron en el valle de México al centro de Mesoamérica, en lo que hoy es la Ciudad de México.

La ley estipula claramente tres tipo de banderas que se diferencian por el escudo: Escudo en bandera oficial, Escudo en bandera civil, Escudo en banderas para comerciar.

El emblema nacional contiene diez elementos: nopal, águila, serpiente, agua, caracoles, chalchihuites, piedra, rama de laurel, rama de encino y listón tricolor. Es el emblema nacional con mayor número de elementos biológicos.

El significado original de los símbolos era distinto en numerosos aspectos. El águila era una representación del dios sol, Huitzilopochtli, que era muy importante, pues los mexicas se llamaban a sí mismos “el pueblo del Sol”. El nopal, con sus frutos, llamado “tenochtli” en náhuatl, representa la isla sobre la que la ciudad de Tenochtitlán fue fundada. Para el pueblo azteca, la serpiente representaba sabiduría y tenía connotaciones relacionadas con el dios Quetzalcóatl. Entre los mexicas, esta escena con el águila devorando a la serpiente, sería considerada como impropia. La historia de la serpiente se derivó de una traducción incorrecta de la crónica Mexicayotl de Hernando de Alvarado Tezozómoc.

0 25