Al rededor de 50 familias productoras de amaranto y olivo de la delegación Xochimilco se preparan para la edición XLVI de la Feria de la alegría y el olivo, a celebrarse del 2 al 19 de febrero en la plaza Quirino Mendoza y Cortés ubicada en Santiago Tulyehualco.

Para ello hay un patronato organizador que durante las dos semanas de feria, instalará una expo venta donde los visitantes podrán encontrar una extensa gama de productos elaborados con el amaranto sembrado y cosechado en la época de invierno en la zona de los cerros de Tulyehualco, en Xochimilco.

Las “barras de alegría” que los oriundos del oriente de la demarcación elaboran mezclando la semilla de amaranto con miel de abeja, resultado un dulce exquisito que podrán degustar con sabor a chocolate, fresa o natural.

Según los nutriólogos el consumo del amaranto es recomendable por sus propiedades nutritivas para prevenir y curar afecciones como: diabetes mellitus, obesidad, hipertensión arterial, osteoporosis, insuficiencia hepática y desnutrición, ya que cuenta con calcio, ácido fólico, aminoácidos, fibra y hierro. Mientras que el olivo ayuda a la asimilación de algunos macronutrientes como las vitaminas A, D, E, y K, así como minerales como el zinc, magnesio y fósforo.

El grano de amaranto posee aproximadamente un 16 por ciento de proteína, un porcentaje mayor que el de los cereales tradicionales: el maíz 9,33 por ciento; el arroz 8,77 por ciento y el trigo 14,84 por ciento. La importancia del amaranto no radica en la cantidad sino en la calidad ya que de la misma con un excelente balance de aminoácidos tiene un contenido importante de lisina, aminoácido esencial en la alimentación humana. Es de alto valor calórico, carbohidratos, fibras y sales minerales.

Además de la venta de productos artesanales, los asistentes podrán disfrutar de actividades artísticas y culturales.

Excelsior

0 39