Los niños no podrán ir en moto en Filipinas. Así lo ha decidido el Gobierno del país filipino, que quiere erradicar de una vez por todas la elevada siniestralidad que existe en su país y muy especialmente con los accidentes de scooter en los que se ven involucrados los más pequeños. Esto, unido a la elevada mortalidad por culpa de estos incidentes, ha obligado a tomar cartas en el asunto.

De este modo, el Gobierno filipino se ha puesto duro en esta materia y va a obligar por ley que sólo los niños que lleguen correctamente al reposapiés y que además puedan agarrarse a la cintura del conductor, puedan ir en moto. Los que no cumplan dichos requisitos, no podrán montar en moto. Asimismo, se estima en dos el número máximo de personas que pueden ir en moto con el objetivo de frenar a aquellos conductores que llevan a toda su familia en su vehículo de dos ruedas.

Todos aquellos que incumplan las nuevas leyes podrán ser multados con sanciones que irán desde los 50 hasta los 160 euros en función de la infracción cometida y la reincidencia sobre las mismas. En caso de ser multado en más de tres ocasiones, el infractor se quedará sin su licencia de conducir. Unas medidas que seguramente no gusten a todo los habitantes de Filipinas, ya que son muchos que por necesidad sólo pueden permitirse un scooter como vehículo para su día a día, aunque la seguridad siempre debe ser lo prioritario.

 

autobild.es

0 14