Fred Osborne era un piloto de aviones que se convirtió en héroe. La cita fue en el aeropuerto de Clover Field, en Santa Mónica cuando una paracaidista se quedó atrapada con las cuerdas del paracaídas en el ala del avión cuando se disponía a saltar. Fred Osborne, con la ayuda de Bobby Johnson fueron los encargados de liberar a la chica que se había quedado atrapada.

Ya puestos en contexto, unos días después de este hecho, en 1926, Fred Osborne se dispuso a realizar el primer salto en moto con paracaídas. La idea era muy sencilla, coger velocidad con la moto, precipitarse por un acantilado de 150 metros de altura y saltar para que el paracaídas se abriera. La teoría era fácil pero la práctica no tanto. ¿Qué pasó? Pues que el paracaídas no se abrió, lo sorprendente es que Fred Osborne sobrevivió.

Fred Osborne sin duda es una de las personas más afortunadas de este paneta.

Les compartimos el video:

0 128