Muchos somos fanáticos de la gran gastronomía de nuestro México querido. Hoy nos toca contarles de los exquisitos Frijoles charros o frijoles a la charra. Este platillo se prepara con frijoles guisados con cebolla, ajo, chile, tocino, salchichas y chicharrón. Otros ingredientes comunes son tomates, cilantro, jamón, salsa, carne de cerdo y chorizo. Se sirven calientes y tienen una consistencia semejante a una sopa. Son muy sustanciosos para comerse como plato fuerte, por lo general sirven de guarnición o para acompañar carnes asadas, arracheras, tacos al pastor.

Es un platillo muy gustado entre la gente elegante del norte de México y con frecuencia se ofrecen en los restaurantes donde se sirven platillos norteños de excelente gusto. Sin embargo debe aclararse que existen muchas recetas distintas, y que de un estado a otro pueden encontrarse algunas diferencias.

Su historia…

La receta de los frijoles charros varía de región en región y de casa en casa por ser recetas muy antiguas, cuyos orígenes se remontan a tiempos precolombinos, si bien la receta como se conoce actualmente, se desarrolló en el virreinato por antiguos vaqueros del norte del país, también conocidos como Charros, de donde proviene su nombre; estos desarrollaron el platillo, ya que al vivir en zonas áridas contaban solo con granos y ristras de chiles y ajos, embutidos y casquería en general que provenía de su profesión.

¡Conozcamos México!

 

0 12