Los británicos introdujeron los pastes a nuestro país en la época de las minas Hidalguenses. Consiste en un pan (principalmente de hojaldre) que va relleno. Originalmente se hacían de papa y carne picada, pero hoy en día existe una gran variedad de pastes dulces y salados.

La diferencia entre un paste y una empanada es, que al momento de envolver los ingredientes en la masa, estos deben estar crudos.

Originalmente eran llevados y comidos por los mineros porque podían permanecer tibios al guardar el calor con el que se habían cocido, tenían en un costado una trencita hecha con la masa que servía como agarradera, pero que no se comía, pues de ahí los tomaban los mineros para poder comerlos porque no podían lavarse las manos.

Si visitas el estado de Hidalgo, es casi obligado probar unos ricos pastes.

0 8