Se acerca el tradicional día de muertos y no podemos dejar pasar la oportunidad de platicarles de la flor de Cempoalxóchitl ó cempasúchil. Conocida sobre todo por ser uno de los adornos más populares en las tumbas y ofrendas.

El tallo de la cempasúchil puede llegar a medir hasta un metro de altura, mientras que sus botones pueden alcanzar los cinco centímetros de diámetro. Por ello los mexicas, durante la época prehispánica, la eligieron para tupir con cientos de ejemplares los altares, ofrendas y entierros dedicados a sus muertos.

Estos son algunos datos que seguro no conocías:

-Cempoalxóchitl, la “flor de veinte pétalos”. Sólo florece después de la época de lluvias. Por esta razón se ha convertido, junto con las calaveritas de azúcar y el pan de muerto, en uno de los íconos de las fiestas de muertos.

– Además de emplearse para las festividades de la noche de muertos, también es utilizada con fines medicinales como tratamiento para cólicos y parásitos intestinales

-En la cocina se ocupa como elemento decorativo en los platillos y algunas salsas.

-La flor se utiliza como pigmento natural y orgánico, y es agregado al alimento de gallinas para la producción de carne y yemas de huevo más coloridas.

Sin duda la flor de cempasúchil es uno de los elementos más representativos de nuestras tradiciones mexicanas.

0 105