Mapimi un Pueblo Mágico del Estado de Durango. Su historia se desarrolló durante cuatro siglos en torno a la mina de Ojuela. La arquitectura del pueblo, durante el siglo XVII, fue elegante y fastuosa.

En la actualidad, Mapimí se orienta, más bien, al turismo como actividad económica preponderante. Y para ello se vale de su inmenso patrimonio histórico y silvestre, puesto que se localiza en el corazón de la Reserva de la Biosfera Bolsón de Mapimí, un área natural de enorme belleza y relevancia para la preservación de diversos ecosistemas de la región.

Esto es lo que debes hacer si visitas Mapimí:

El Centro Histórico: La admirable arquitectura de los siglos XVII y XVIII se hace patente en el edificio que fuera sede del Departamento de Comercio, así como también, el del Servicio Postal y el del Templo del Señor de Mapimí.

La Mina de Ojuela: Tiene 450 kilómetros de túneles y se constituyó en su momento, en el crisol del pueblo. Allí se extraían cobre, plata y oro y hoy atesora, raros y fascinantes minerales.

Cómo llegar a Mapimí Pueblo Magico

Hay que arribar a Gómez Palacio, Durango, o a Torreón, en Coahuila. Para ello se pueden utilizar vuelos que parten desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. También se puede hacer el viaje en autobús, el cual toma entre 14 y 16 horas. Si se viaja en automóvil, desde Guadalajara, se debe seguir la carretera a Zacatecas, cruzar por Mal Paso y Jérez y luego ir por la desviación a Fresnillo, pasar por Río Grande, hasta arribar a Cuencame, en Durango. Posteriormente hay que llegar Gómez Palacio y de allí a Mapimí.

0 0