¿Por qué el picante nos causa tanta devoción?

Tiene una explicación científica: La recompensa que obtenemos al librar algún peligro nos motiva para volver a intentarlo. Es la misma sensación que nos hace regresar a la montaña rusa, esa  mezcla de placer y dolor conocida como, “Reverso Hedónico”, el cual nos hace producir dopamina, responsable de las sensaciones de placer y recompensa. Al final lo que nos hace volver a comer picante no es el dolor, si no la felicidad de sentirnos vivos.

¿Se te antoja algo picosito?

7741Tacos-Salsas-Mexico

 

0 23