Si vas a visitar el Estado de Puebla tienes que hacer una parada obligada para degustar de las tradicionales cemitas o semitas, un platillo que seguro te encantará.

Los ingredientes con los que se elabora la deliciosa cemita son: ingrediente principal (milanesa, pata de cerdo, carne de pollo, jamón), aguacate, cebolla, quesillo, chipotles o chiles jalapeños o rajas, pápalo y aceite de oliva. Se pueden encontrar variaciones en los ingredientes: papas hervidas, rodajas de papas fritas, rajas de chile jalapeño fritas y sin desvenar, jitomate, frijoles. El procedimiento de elaboración también es variable.

El pan salado elaborado en Puebla se considera la versión original; se basa en un pan introducido por los franceses durante el período de la intervención francesa en México (1863-1867), que desde entonces ha evolucionado para adaptarse a los gustos mexicanos, especialmente en ese estado. En el siglo XX, el pan comenzó a ser servido en rodajas con un relleno de sobras, generalmente papas, frijoles, nopales, carne de res, pollo o cerdo.), y de él se dice que proviene el nombre con el que se conoce a la gran diversidad de formas de elaborar este platillo en cada región de México.

¡BUEN PROVECHO!