La cultura otomí se desarrolló en las tierras altas y centrales de México. Hoy en día los estados que conforman el territorio donde se asentó esta cultura son: Querétaro, Guanajuato, Michoacán, Estado de México y Tlaxcala.

Se presume que esta cultura formó parte de las grandes vestigios arqueológicos como Teotihuacán. Hoy en día al visitar estas entidades podrás ver el hermoso legado que aportaron como el arte de sus tejidos y de su gastronomía.

Los nopales en penca son un platillo típico obligado a degustar en tu visita a Querétaro, aquéllos que ya lo han probado podrán conocer la sencillez de su elaboración pero el alto contenido de sabor y sobre todo, la alta aportación de fibra natural que le hace mucho bien a nuestro organismo.

¡Conozcamos México!