Real de Catorce esta a 2,750 metros de altitud en la Sierra de Catorce, una de las más altas del altiplano mexicano. Fue uno de los grandes centros mineros de San Luis Potosí.

La vida del pueblo se debía a la actividad de los mineros que extraían la plata. Cuando las minas dejaron de producir se pensó que moriría y se convertiría en un pueblo fantasma. Sin embargo, logro reponerse gracias a que en este pequeño lugar se hace culto a San Francisco de Asis en los primeros días de octubre, que conlleva a miles de peregrinaciones. La celebración consta de varias etapas que terminan el 4 de octubre, día de su fiesta patronal.

Entre sus atractivos se encuentra: La plaza de toros, La capilla de Guadalupe construida en 1770, El Palenque de los Gallos, El templo de la Purisima Concepción, El Jardin Hidalgo, La Plaza principal de Catorce, Los panteones, El Museo Parroquial y El túnel de Ogarrio que es el acceso principal al pueblo e inaugurado en 1901 con una extensión de 2,3 km de largo siendo esta la ultima construcción que se hizo en Real de Catorce.

Sin duda un pueblo mágico ideal para descansar y recorrer sus viejas fachadas que te invitan a descubrir su historia.

COMO LLEGAR

Desde la Ciudad de México

Hay que llegar a la ciudad de San Luis Potosi, llegando a este punto se tiene que seguir a la carretera 57 que lleva a Saltillo y Monterrey. En Matehuala hay que tomar la desviación con destino a Cedral, Tiburcio y Real de Catorce, al final se cruza el Túnel Ogarrio y se llega al pueblo.

Tiempo estimado 7 hrs 37 minutos.