Tras seis años de incansable trabajo, prototipos y la simpre difícil tarea de conseguir los fondos necesario, el Lit Motors C-1 (del cual ya os hablamos hace 4 años) ya está en su fase final. Ideado por el fundador de la compañía, Daniel K. Kim, el C-1 es una moto-coche que promete revolucionar el mercado. Se trata de una especie de scooter cerrado de dos ruedas cuya gran aportación es su estabilidad, y es que el C1- no se cae. Constituye así un nuevo concepto de medio de transporte bautizado como AEV (Autobalance Electric Vehicle), y definido por su propio creador como “un coche eléctrico deportivo, autoequilibrado y totalmente cerrado”.

El misterio de su sorprendente estabilidad radica en dos de giróscopos instalados bajo el asiento del piloto que giran en dirección opuesta a gran velocidad, proporcionando 179 kgm de par inercial. El C-1 tiene capacidad para llevar a dos personas -el conductor y un acompañante-, e incopora en su interior cinturones y airbags. Su tiempo medio de carga es de 4 horas, tiene una autonomía de cerca de 300km y alcanza los 160 kilómetros por hora.

Su comercialización se espera a partir de 2018 y tendrá un precio de salida de 24.000€.